ADMINISTRADOR DE PROFESIÓN, FOTÓGRAFO POR OBSESION

Mi historia:

Hola soy Esteban Nakano, fundador y fotógrafo de Nakano Studios de Lima, Perú.

En el año 2009 nació Majo, mi primera bendición y con ella surgieron muchas inquietudes. Pasamos algunas complicaciones económicas debido a un error con nuestro seguro médico y esto me llevó a cuestionar y hasta dudar acerca de lo que quería hacer.

Con los pocos ahorros que teníamos decidí arriesgarlo todo para tomar un taller de fotografía de bodas en Filadelfia dictado por Cliff Mautner. (considerado uno de los 10 mejores fotógrafos de bodas por la revista American Photo Magazine)

Mi esposa pensó que estaba loco, pero siempre conté con su apoyo. Este taller me dio las primeras herramientas y la confianza necesaria para desempeñarme en este rubro.

Han sido 8 años de mucho aprendizaje y casi 200 matrimonios documentados.

En la actualidad puedo decir que ser fotógrafo, me ha enriquecido como profesional pero sobre todo como ser humano.

Sigo obsesionado por la fotografía, hoy más que ayer....

RELAJENSE Y SIMPLEMENTE DEJEN QUE LAS EMOCIONES FLUYAN

Mi enfoque:

Los momentos que son auténticos tienen mayor valor que los momentos fabricados o posados. Es la propia honestidad de una imagen que hace de un momento único y extraordinario.

El día de la boda el 80% de la cobertura será completamente documental. Es decir, registraré el día sin ninguna intervención de mi parte. El 20% restante, me encargaré que tengan lindos retratos personales, familiares y sobre todo retratos de pareja que vayan más allá de la típica foto mirando a la cámara para que puedan sentirse orgulloso de hacer un cuadro y decorar alguna pared de su hogar.

No sólo documentaré su historia sino que juntos tambien haremos arte!

TU HISTORIA SE CONVERTIRA EN EL LEGADO QUE FUTURAS GENERACIONES VALORARAN

Tu historia a través de mis ojos:

Documentaré uno de los días más importantes de tu vida para que puedas volver a recordarlo. Mediante las imágenes enriqueceras tu historia personal y familiar para transformarlos en recuerdos tangibles que las futuras generaciones apreciarán.

Recuerda que tu historia no empieza ni termina el día de la boda, es un evento que merece celebrarse siempre!

Menu